domingo, 9 de septiembre de 2012


Esta semana ha llovido mucho. El martes por la noche comenzó y prácticamente no paró hasta el  jueves. El viernes día 6 es festivo en Mozambique, por lo que el Centro de Rehabilitación no abría y aproveché para bajar a Maputo el jueves por la tarde. Tardé una hora y media en llegar, investigando qué chapas tenía que coger y en que paradas me tenía que bajar. En la segunda chapa saqué el mapa como pude (la rodilla del hombre de mi izquierda estaba incrustada en mis costillas) y le pregunté a la chica de al lado a cerca de las paradas que había en la ciudad. Apenas nos entendimos. Cómo me vería que cogió un bolígrafo y me apuntó en el mapa su número de teléfono (aquí TODO el mundo tiene móvil, muchos sin saldo, pero tienen teléfono) y me dijo: “si no llegas, me llamas”.
Llegué a mi parada (bueno más bien decidí bajarme e ir caminando) ya de noche, sobre las 6, y a la luz de algún comercio me encontré en el mapa y me fui al hostal. Llegué 20 minutos más tarde sin entretenerme por el camino porque había quedado a las 6:30 con una chica española y su pareja para ir a un concierto. El hostelero muy majo me enseñó la casa. Es muy chula, y limpia, y por lo que cuesta la noche (unos 10€, que aquí es baratísimo) no se puede pedir más. Me llevó al piso de abajo donde había una salita con 2 literas. Una estaba ocupada y de la otra escogí la cama de abajo, dejé mis cosas y salí a encontrarme con mi amiga.
El concierto de música africana estuvo muy animado. Era una banda de músicos y cantantes que se habían unido y uno de ellos era un músico gallego y tocaba la guitarra. Después del concierto nos acercamos a conocerle.
Cuando llegué al hostal a las 11 y algo los ocupantes de la litera contigua ya estaban dormidos y cuando me desperté por la mañana ya se habían marchado así que no sé con quién dormí...  Creo que era una pareja portuguesa.
A la mañana siguiente paseé por la ciudad y después me fui al centro comercial hasta la hora de comer. Esperando mi hamburguesa (de ternara, no pollo…), me saludó una pareja joven con dos niños pequeños, también extranjeros, y me preguntaron sobre lo que hacía aquí y cuanto tiempo me quedaba. Ellos eran escoceses, y él llevaba aquí 4-5 meses trabajando y estaría aquí por dos años. Su pareja había venido hacía 2 meses y su niño pequeño había nacido aquí en Mozambique. El otro niño tenía 2 años. Hablando con la mujer me dijo que era médico de familia, y que mientras estaba de baja por maternidad, si yo pensaba que ella podría hacer algo como voluntaria en el centro de las hermanas. Me emocioné y le dije que clarísimamente las hermanas estarían muy agradecidas, y que además ahora no hay médico en el centro. Intercambiamos números y quedé en mandarla un mensaje. Ójala se decida a venir, aunque sea un día por semana…
La vuelta al Centro de las hermanas me llevo otra hora y media. Llegué asfixiada entre el peso de la mochila, y la masificación de la chapa en la que vine.
Ayer sábado bajé con la Hna. Celeste a Maputo para vender a los restaurantes las lechugas, judías verdes, perejil, huevos… que ellas producen. Pasamos por el mercado central para comprar anacardos, y volvimos para casa. De vuelta pasamos por un supermercado (muy chic para lo que la gente puede permitirse) y nos dieron unas cuantas cajas con productos recién caducados o a punto de caducar, en perfecto estado. Una práctica que creo que es de sentido común, mucho más racional que tirarlo todo a la basura, como hacen la mayoría de los supermercados  en nuestro país con productos que perfectamente se pueden consumir, y que el donarlos a organizaciones o centros de distribución de alimentos no les suponen ninguna pérdida de beneficios. En fin, la mitad del mundo muere de hambre mientras la otra mitad especula con los alimentos.
Hoy domingo me lo tomo de relax, escribiendo un poco y organizando y pasando las fotos.











2 comentarios:

  1. Isa! Te sigo leyendo y viendo las fotos no veas la envidia que me das!! Bueno ya veo que no puedes actualizar mucho pero se entiende, además de por el Internet que como has dicho o no va o va muy lento, porque no paras de hacer cosas y de ir un lado a otro. Sigue así, disfrutando mucho de esta experiencia y te espero en octubre para que me cuentes todo , me enseñes fotos y me pongas los dientes largos.

    Un beso, cuídate y disfruta!!

    ResponderEliminar
  2. Isa!! Te leo todo lo q escribes me encanta hacerlo y me alegra ver lo bien que estas, las fotos superchulas, fijo q de alguna dale un cuadro de los mios jjjj me encantan. Lo dicho mucho animo y sigue adelante que aqui te esperamos, disfruta todo lo que puedas y mas!!! Un besazo

    ResponderEliminar