lunes, 3 de septiembre de 2012

Fines de semana

El servicio de rehabilitación y cuidado de niños abre del lunes  a viernes, asique los fines de semana aprovechamos para conocer la ciudad o lugares cercanos.

El primer fin de semana fuimos a la Isla de Inhaca. El viaje en el barco fue un desfile de gente mareada por el intenso oleaje. Cuando llegamos, el barco paró en el mar, cerca de la isla, y fueron a recogernos en patera para llevarnos a la playa. Nos pidieron 20 meticales por el trayecto, aparte de los 550 del viaje en barco. Al día siguiente el barco no pudo zarpar por el viento, así que nos tocó quedarnos un día más comiendo pollos y arroz en el bar de la isla, cuyos dueños eran los mismos que del hostal y también del barco. O eso parecía porque estaban en todos los sitios… Al día siguiente recorrimos el estrecho hasta el barco en las pateras nuevamente y estuvimos 2 horas o más esperando a que subiera la marea porque el barco había encallado. Algo que aprendes rápido en Mozambique es a no confiar mucho en tus planes y a reírte de la desorganización general que reina en el país (¡y hasta a apreciarla!).









Este sábado fuimos al Parque Kruger, en Sudáfrica, una visita obligada que puede alargarse tanto como se desee pues existen campings y hoteles en su interior para alojarse y recorrer el parque por la noche, y al atardecer y amanecer, que posiblemente sea cuando más animales aparezcan.











No hay comentarios:

Publicar un comentario