martes, 18 de septiembre de 2012


Durante el domingo llovió todo el día. Bajamos a la ciudad a las 9:30 , Celeste, la Sra. Ernestinha y su hija, Luis, Telma y yo.
Lo único que pudimos hacer, a causa de la lluvia, fue estar en un centro comercial (lleno de molungos) y después coger una chapa hasta el mercado del pescado, donde queríamos comer. El mercado es pequeño, y el pescado no es muy variado, pero por un precio asequible puedes comprar el pez que quieras y pedir que lo cocinen en uno de los bares del mercado para comerlo allí mismo. El mecanismo está genial, la verdad. Eliges tu mismo el pescado, así que puedes valorar lo fresco que está J. Comimos Lubina a la brasa y Camarones. Estaba buenísimo.
Además, como estaba lloviendo, había muy poca gente y estabamos solos en el bar, por lo que  no tardaron demasiado en cocinarlo. Solo una hora.

Cuando regresamos a casa ya eran las 18:30, de noche completamente, y esta vez no tardamos más que 30 minutos en llegar.

En la puerta de casa nos encontramos con Manuel, un niño que viene al centro, su papá y su mamá. Venian de urgencia bajo la lluvia porque Manuel se había escaldado y tenía una quemadura enorme en la pierna. El niño debía de estar jugando encima de una silla, se cayó sobre la cocina y se escaldó con el agua que estaban calentando.
Su familia vive en una pallota, que es una choza de cañas, y tienen una cama que ocupa la mitad de la estancia, unas sillas de plástico y sus pertenencias colgadas por el techo y las paredes. La estancia tendrá 10 m cuadrados, y tienen un lugar para quemar el carbón y cocinar junto a la cama. El padre está enfermo de SIDA y tuberculosis. Además ha perdido mucha visión porque el tratamiento farmacológico le ha producido ceguera. Ahora la madre también está enferma, pero no saben decirme qué le ocurre.
Le enviamos al hospital porque la quemadura era muy grande, y ayer cuando vino al centro nos encontramos con un vendaje muy sucio y completamente adherido. Apenas había medios para hacer la cura, así que esperemos que no se complique.









No hay comentarios:

Publicar un comentario